Language

Somos Libertad Avenue

Sales a la calle, subes a tu bici, pedaleas. Sientes el viento en la cara y la fuerza en tus piernas. La bici te permite ir más rápido, ir más lejos, y al mismo tiempo observar la ciudad a tu alrededor. Paras en la esquina, tú sabes cuál. En ese bar ponen el mejor café del mundo. Parada técnica y sigues adelante. Estás despiertx. Estás vivx. Te sientes conectadx con el planeta, con los ritmos naturales. Por eso con cada una de tus compras apoyas los procesos sostenibles. Tú eres ciclismo urbano. Tú eres Libertad Avenue..

Carla Peirano también es Libertad Avenue. Ella se subió a una bici de niña y ya nunca más se bajó. La sensación de libertad, la alegría del pedaleo, las lleva guardadas bajo la piel, dentro de los huesos. Al igual que la conciencia de que vivimos en la Tierra y nuestro deber es cuidarla, respetarla, amarla. 

Carla Peirano

De la unión de la creatividad de Carla, el ciclismo urbano y la sostenibilidad nació Libertad Avenue, dando respuesta a la necesidad de un calzado y accesorios sostenibles, duraderos y reparables con alma ciclista. Y ese alma sale a la luz en la ergonomía del calzado, la adherencia de las suelas y los reflectantes que aportan ese plus de seguridad añadida. Así como en los bolsos, que incorporan también el sistema para transformarlos en alforja para la bici y poder pedalear más libremente.

Aunque todo empezó con ella, hoy Libertad Avenue está formado por más personas que Carla. Y para todas, la sostenibilidad está en nuestro ADN. Sostenible es nuestro modo de ver el mundo y sostenibles son nuestros productos. En Libertad Avenue buscamos siempre la forma más ecológica posible de hacer cada parte del proceso, desde la elección de materiales que nos permiten crear productos duraderos, hasta las personas que colaboran con nosotros y el justo valor del trabajo. Nuestros productos reconocen tradiciones textiles y manuales, buscando la comodidad para el pedaleo diario.

Mañios botas ciclista urbano

La gente, las personas, son nuestro centro. Queremos trabajar respetando el ritmo humano. Al fin y al cabo, la bicicleta nos ha entrenado a seguir ese ritmo. Buscamos en cada uno de los pasos de producción de nuestros productos poner en el centro a las personas. Este es uno de los (tantos) motivos por los que elegimos fabricar en proximidad. Compartir el mismo idioma, compartir las costumbres, facilita la comunicación con los productores y mejora enormemente la trazabilidad de los productos, para poder comprobar que el proceso sea en efecto sostenible y que las personas que en él participan realicen su trabajo en condiciones justas y reciban una paga justa. Por otro lado, también trabajamos con iniciativas donde hay lugar para personas en exclusión social o con distintos grados de discapacidad.

Somos Libertad Avenue. Somos así. Amamos la bici, vivimos en la ciudad y adoramos la naturaleza. Nos dejamos seducir por el buen diseño, el color nos vuelve locas, creemos que la alegría de vivir es contagiosa. El mundo es nuestro hogar y a nuestro hogar lo cuidamos. Somos ciclismo urbano. Somos Libertad Avenue.

Libertad Avenue encuentro ciclista

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *